Falsas creencias sobre la vacuna para el coronavirus

Durante la pandemia por covid-19 las noticias falsas han sido protagonistas, creando una serie de falsas creencias sobre el virus, la enfermedad y recientemente sobre las vacunas.

Recordemos que las falsas creencias se refieren a ideas e imaginarios sociales que existen sobre algo y se llegan a considerar como una verdad absoluta, aunque sus contenidos sean una tergiversación de la realidad. En el caso de las vacunas para la covid-19 estas creencias son problemáticas porque desestimulan el ejercicio individual de la vacunación, dificultando así el proceso de inmunización que necesitamos para superar la emergencia sanitaria que nos afecta desde el 2020 y que ya ha causado millones de muertes en todo el mundo. Es por esto que, en este artículo vamos a mencionar algunas de las falsas creencias más comunes sobre las vacunas para la covid-19 y así poder aclararlas.

¿Por qué es importante vacunarnos?

La vacuna permitirá crear inmunidad sin los efectos nocivos que tiene la covid-19, convirtiéndose en la opción más segura para disminuir muertes y hospitalizaciones complicadas que afectan la calidad de vida de las personas. La idea de la inmunidad causada por la enfermedad causaría millones de muertes adicionales a las que ya tenemos y una importante carga de enfermedad para las personas que adquieren el virus y sobreviven.  

Algunas falsas creencias sobre la vacuna son:

La vacuna no es segura porque la sacaron en muy poco tiempo

FALSO. La enfermedad por covid-19 afecto a todo el mundo al mismo tiempo, por lo que se logró una rápida recolección de información sobre este tipo de coronavirus y sus efectos, así como una más rápida financiación respecto a otras enfermedades que se investigan, lo que sumado a los conocimientos previos sobre los coronavirus (recordemos que existen otros tipos), ha permitido que las 3 fases de los ensayos clínicos correspondientes a este tipo de estudios se pudieran hacer en menor tiempo sin saltarse ningún paso y logrando las mismas conclusiones en los diferentes ensayos realizados. Por lo tanto, las vacunas cumplen con los parámetros científicos para garantizar su seguridad y eficacia (capacidad para proteger contra la enfermedad).

Si me vacuno puedo quedar estéril

FALSO. Por un lado, la tecnología utilizada no tiene ningún efecto diferente a los deseados, ya que la vacuna tiene una orientación específica sin que altere patrones genéticos u otros sistemas diferentes al inmunitario. por otro lado, en los ensayos clínicos realizados han demostrado que la vacuna no afecta la esterilidad, incluso algunas participantes de los estudios quedaron embarazadas en el proceso de investigación.

La vacuna debilita el sistema inmunitario haciendo que enferme de covid-19

FALSO. La vacuna no sobrecarga el cuerpo ni debilita el sistema inmune, por el contrario, le da “instrucciones” para que identifique el virus y aprenda a combatirlo. Es posible que se presenten efectos secundarios como con todas las vacunas, tales como dolor en el lugar de la inyección, fiebre, etc., pero esto no es un signo de haber contraído la enfermedad.

La vacuna de ARN va a modificar mi ADN

FALSO. El ADN se encuentra en el núcleo de nuestras células y el ARN mensajero nunca entra en contacto con esa parte de las células, por lo tanto, no tiene forma de alterar el ADN. Como dijimos, esta vacuna lo que hace es darle “instrucciones” a las células para que produzca las proteínas que necesitan para combatir el virus y protegernos de la enfermedad.

Con la vacuna me van a instalar un microchip para controlarme a través de redes 5G.

FALSO. Este tipo de teorías conspirativas han aparecido antes cuando surgieron las redes 3G y 4G, que al ser desconocidas se prestó para muchas noticias falsas y posteriormente todos las usamos y nada de lo que se pensaba ha sucedido. La red 5G es una nueva tecnología móvil que aumentara la velocidad de conexión a internet mejorando las condiciones de conectividad, sin embargo, esto no tiene nada que ver con la covid-19, por un lado, porque este virus no se desplaza por las redes de telefonía móvil y por otro lado, se ha propagado en países donde no existe esta tecnología. De esta manera, esta falsa creencia pierde todo sentido, recordemos que las vacunas se usan para proteger a las personas de enfermedades potencialmente mortales, los microchips y estás tecnologías nunca se han usado en vacunas y la de la covid-19 no es la excepción.

Las vacunas se fabrican con fetos humanos

FALSO. La fuente de creación de las vacunas son los mismos virus, no las células humanas. Nunca se han producido vacunas con fetos, incluyendo las de la covid-19.

Ya tuve covid-19, no me puedo vacunar

FALSO. Todavía hay muchas cosas que no sabemos sobre la covid-19 y el tiempo de inmunidad después de adquirir la enfermedad y la posibilidad de reinfección son aspectos sobre los que aún no hay suficientes datos. Por lo tanto, y debido a los riesgos para la salud que trae esta enfermedad, la recomendación es vacunarse cuando sea posible, siguiendo los protocolos definidos para ello.

Si toca seguir usando tapabocas entonces las vacunas no sirven

FALSO. Hay dos razones para continuar con las medidas de bioseguridad como el uso del tapabocas, el lavado de manos y el distanciamiento social. La primera es que como en todo proceso de inmunización contra una enfermedad, se requiere alcanzar un porcentaje de población vacunada y al ser una pandemia, hay una demanda global para adquirirla y la inmunización de la población es un reto mayor que requiere tiempo. Por esto, el proceso de vacunación se realiza por fases, priorizando a las personas más expuestas al virus y con mayor riesgo de morir por covid-19 y se tomara un tiempo lograr inmunizar a dos tercios de la población, que es lo necesario para superar la emergencia sanitaria. La segunda, es que la vacuna necesita un tiempo para hacer su trabajo en el sistema inmune de las personas y en ese periodo podemos contagiarnos y contagiar a otros, por lo tanto, debemos continuar por un periodo adicional cuidándonos y cuidando a los demás.

Las vacunas causan autismo

FALSO. Esta es quizás la falsa creencia más antigua sobre todas las vacunas y la de covid-19 no se escapa. Hace unos años salió un estudio que relaciono unas vacunas con el desarrollo del trastorno del espectro autista, sin embargo, múltiples investigaciones posteriores han demostrado que dicho estudio carecía de rigurosidad y, por el contrario, demostraban que no hay relación entre el autismo y las diferentes vacunas.

Las vacunas son parte fundamental de la lucha por superar la emergencia sanitaria causada por la covid-19, pero se necesita de la voluntad de todos para que funcione, lo que implica seguirnos cuidando y cuidando a los otros y buscar fuentes confiables para aclarar las dudas que tengamos sobre este tema, de forma que podamos informarnos adecuadamente para tomar decisiones.

24 de febrero 2021
Redactado por Equipo Duelo Contigo

Referencia:

Organización Panamericana de la Salud. Combatir mitos sobre las vacunas contra la COVID-19. Material para público general y personal de salud [Internet]. 2021. Disponible en: https://iris.paho.org/bitstream/handle/10665.2/53215/OPSFPLIMCOVID-19210006_spa.pdf?sequence=5&isAllowed=y

OPS/OMS. Refutando mitos sobre la inmunización [Internet]. Organización Panamericana de la Salud. 2020. Disponible en: https://www.paho.org/es/temas/inmunizacion/refutando-mitos-sobre-inmunizacion