Rituales de despedida alternativos

Los rituales de despedida son actos simbólicos que nos permiten expresar lo que sentimos por una pérdida y realizar la transición de esta al facilitar poner orden al estado emocional por el que estamos atravesando, y dar sentido a los cambios vitales que se derivan de la pérdida; además nos permiten construir socialmente significados compartidos.

Actualmente, debido a las restricciones por la pandemia que estamos atravesando, los rituales funerarios tradicionales no pueden ser llevados a cabo; sin embargo, existen algunos rituales informales que podemos realizar para honrar y conmemorar la vida de ese ser querido.

Rituales de despedida personales

Son rituales que podemos realizar en soledad para dar un último adiós al ser amado y expresarle cómo su ausencia nos impacta, al mismo tiempo que conmemoramos su recuerdo. Podemos conmemorar a través de la escritura, o a través de lo simbólico.
- Discurso: prepara unas palabras que quisieras dedicar a tu ser amado, para cuando se le pueda hacer la despedida como deseas. También lo puedes grabar en video y compartirlo con tus seres queridos.

- Cartas que no se envían: son cartas dirigidas al ser querido fallecido expresando algo que no se pudo expresar en su momento, o hablándole de cómo te sientes en su ausencia. También puedes escribir una carta a una emoción concreta: “carta a mi tristeza”, “carta a mi rabia”, etc; puedes escribirle también a otra persona, a la vida, o a quien desees expresarle lo que sientes.

- Poemas: cuando es difícil expresar nuestros sentimientos o darle significado a la pérdida por medio del lenguaje normal, podemos recurrir a la poesía, de esta forma, de manera simbólica podremos expresar el significado que esa persona tenía en nuestra existencia.

- Diarios: llevar un diario donde expreses todo lo que vas sintiendo cada día después de la muerte de tu ser querido. Lo que se cuenta y expresa ayuda a tomar consciencia de la realidad de la pérdida y de cómo lo vamos afrontando.

- Epitafios: elige una frase que represente la relación que tenías con tu ser amado, o que simbolice lo que significó y representó para ti la vida de esa persona.
- Dibujos: si te es difícil escribir o hablar, puedes recurrir a la expresión simbólica de lo que sientes realizando un dibujo que exprese lo que significa para ti esa pérdida, o que le transmita un mensaje a quien ha fallecido.

- Galería de fotografías: puedes reunir las fotos que más te gusten de tu ser querido y armar un álbum físico o virtual que puedas compartir con otras personas. Las fotografías permiten recordar a quien ya no está de forma clara, y te pueden ayudar a reconstruir su significado en tu vida, además de inmortalizar los recuerdos con esa persona.

- Rincón del recuerdo: destinar un espacio de la casa para poner una foto de la persona fallecida, y objetos que simbolicen la relación que se tuvo con esa persona. Adorna ese rincón como más te guste: flores, velas, música, etc. Cada que desees, puedes ir al rincón a estar en silencio, orar, expresar a esa persona lo que sientes o a recordar momentos que compartieron juntos, además de cómo estás viviendo su ausencia, y de cómo te hubiese gustado despedirle.

- Libro / película de la vida de…: puedes relatar y conmemorar la vida de tu ser querido fallecido a través de fotos, canciones, frases y anécdotas que puedes plasmar en un video o en un libro construido por ti; de esta forma, honras la huella de vida de tu ser amado.

- Caja de recuerdos: organiza y decora una caja a tu gusto, donde guardes los recuerdos de tu ser querido, e introduce en ella fotos, objetos, escritos, que pertenecían a esa persona, o que te la recuerdan. Este ritual lo puedes hacer en compañía de otros miembros de la familia, como niño/as.

Es normal si sientes que no eres capaz de ver algunos recuerdos por un tiempo, cada uno tiene sus propios tiempos y formas de elaborar y afrontar su proceso de duelo. Acércate a esos recuerdos cuando te sientas preparado para hacerlo.

Rituales de despedida sociales a distancia

Son rituales que podemos realizar en compañía de otros seres queridos del fallecido, para despedirle y conmemorarle en comunidad.

Acordar con la familia y seres queridos qué tipo de ritual les gustaría hacer y de qué forma, teniendo en cuenta que personas de todas las edades puedan ser partícipes. Esto dependerá de si viven juntos o si deben hacerlo a distancia haciendo uso de recursos tecnológicos, como videollamadas o llamadas telefónicas.

- Ceremonia o encuentro virtual: se puede realizar a través de plataformas como zoom, Skype, u otras que permitan la conectividad de gran cantidad de personas. Cada miembro de la familia puede llevar un objeto o frase que represente lo que quiera dedicar a quien falleció, y cada uno compartirlo explicando el por qué de esa elección o qué significa para esa persona que lo eligió. Se puede ambientar el espacio en el que cada uno se encuentre con elementos significativos que conmemoren al fallecido, velas y música.

Si eres creyente, puedes averiguar en la funeraria o con un párroco de confianza, para llevar a cabo una misa o ceremonia virtual de la cual toda la familia pueda ser partícipe.

- Muro conmemorativo:puedes escribir en tu red social un homenaje a ese ser querido fallecido, de esta manera podrás compartirlo con personas cercanas e importantes para ti, y otras personas participar de dicha conmemoración. Actualmente, algunas redes sociales tienen la opción de conmemorar el perfil del fallecido comunicándolo a la red social, de este modo puedes honrar la vida de tu ser querido por medio de su perfil social.

- Conmemoración simbólica comunitaria: puedes acordar con tus seres queridos realizar una actividad simbólica a la misma hora para honrar la vida del fallecido. Pueden poner en sus puertas o ventanas un símbolo que identifique a esa persona fallecida, como una bandera, un color, un objeto, o un cartel con su nombre. También pueden soltar bombas biodegradables que contengan un mensaje. Incluso podrían conectarse a realizar una actividad que disfrutaban hacer todos con esa persona, como un juego o cocinar juntos la comida favorita del ser querido fallecido.

- Recordando juntos: pueden conectarse a compartir recuerdos de esa persona, viendo fotos, videos o contando anécdotas.

- Memorial virtual: puedes crear una página web, de Facebook o un grupo de chat en donde puedas incluir a aquellos familiares y seres queridos que quieran expresar condolencias por el fallecido, y homenajearlo.

Es importante incluir en los rituales de despedida a niños, niñas, adultos mayores y personas con discapacidad; explicándoles, de acuerdo a su edad, lo que se realizará y el sentido, permitiéndoles así participar de algún modo (los niños pueden hacer dibujos o escribir historias). La muerte de un ser amado nos afecta a todos, así lo manifestemos de formas diferentes, por eso se hace tan valioso que todos los miembros de la familia, independiente de su edad o condición, puedan hacer parte de la noticia y de la despedida de ese ser querido.